Cargando...

Artículos

Reflexiones, aprendizajes y vivencias

En este espacio encontrarás artículos, reflexiones y vivencias sobre todo lo relacionado con la feminidad en el mundo contemporáneo, y mucha información y enlaces de interés para aprender a relacionarnos con nuestro cuerpo y a restaurar nuestras relaciones de intimidad.

¡Espero que lo disfrutes!

+

Autoamor y Placer


El concepto del autoamor es innovador y se esta extendiendo rápidamente, no solo en el ámbito de la sexualidad sino también en todo el enfoque terapéutico y lo relacionado sobretodo con la consciencia corporal.


Si bien el autoamor se centra en la práctica de darnos placer a nosotras mismas desde un estado de plena consciencia, la forma que cada una quiera darle a ese placer es infinita e indescriptible.


A medida que hemos ido creciendo hemos limitado los espacios para dedicarnos y hacer cosas placenteras. También hemos otorgado el poder del placer a personas o estímulos externos. De alguna manera nos hemos acostumbrado a vivir desde un estado de preocupación y dolor generalizado. Hemos olvidado el bienestar y la paz que obtenemos al decidir querernos, darnos y vivir desde el placer.


El placer es propio y personal. Cada persona tiene la capacidad de generar su propio placer y puede hacerlo de manera individual. Entender esto puede servir de gran ayuda en situaciones de dependencia física y emocional o bien para soltar la creencia de que necesitamos estímulos externos para estar bien.


La sensibilidad corporal es algo que debemos fomentar ya que la falta de contacto amoroso ha hecho que nuestros transmisores celulares se hayan ido apagando y desconectando.


La buena noticia es que cada vez podemos generar nuevas conexiones nerviosas y aumentar la sensibilidad en nuestro cuerpo, haciéndonos capaces de sentir más. La práctica del autoamor es una herramienta maravillosa para hacerlo. Sentir nos conecta con la vida y con lo que realmente somos.


Si bien es muy interesante, placentero y saludable incluir a nuestros genitales y permitir que el erotismo nos invada durante momentos, esa no es la única manera de disfrutar de nuestro placer, ni la meta, aunque sí un gran aliado liberador y gozoso.


El principal objetivo del autoamor consciente es volver a estar en contacto pleno con nostras mismas, conectar con nuestras necesidades y darnos todo aquello que necesitamos. Para eso es importante salir de la mente y utilizar técnicas corporales para poder sentir honestamente que es lo que el cuerpo nos esta pidiendo.


El simple hecho de dedicarnos unos minutos al día para conectar con nuestro cuerpo y devolverle la atención ya genera beneficios en nuestro sistema nervioso y por ende se modifica la relación que tenemos con nosotras mismas. Nos sentiremos más seguras, acompañadas y contenidas.


Cuando hablamos de autoamor, no hablamos de la masturbación convencional. Si bien, como ya hemos dicho, la estimulación genital puede convertirse en parte de la práctica, debemos priorizar la necesidad de contacto y de sentir placer ya sea naturalmente sexual o no.


Nos hemos acostumbrado a creer que el placer solo lo obtenemos a través del sexo, concentrando el deseo en una sensación de descarga en el final, lo que llamamos orgasmo.


La naturaleza del placer es mucho más global y está latente en cada rincón de nuestro cuerpo, siendo cada oportunidad de contacto, respiración, movimiento y emoción latente un potencial para expandir el placer y extasiar nuestro ser.


Lo más importante para practicar el autoamor es soltar las expectativas y dejarnos llevar por lo desconocido, hacia donde nuestro cuerpo nos guía.


Puede ser que terminemos en un abrazo, en un masaje corporal, o expandidas a través de la respiración profunda...


...soltando emociones que estaban deseando poderse expresar o bailando música electrónica para descargar, sea lo que sea, nace del espacio que generamos al cuidarnos y darnos aquello que necesitamos.


Nos convertimos en las testimonios de nuestra inocente expresión placentera y natural.

‹ Atrás